rehabilitacion de barrandillas

REHABILITACIÓN DE BARANDILLAS

La rehabilitación de barandillas es una parte muy importante de las fachadas de nuestros edificios. Por ello, no debemos olvidarnos de este aspecto a la hora de realizar trabajos de rehabilitación y mantenimiento en la fachada.

Unas barandillas oxidadas y desancladas, pueden suponer un peligro para todos. Por ello, a continuación, vamos a explicar los diferentes tipos de barandillas así cómo los elementos de reparación más comunes de las mismas.

Los principales factores que influyen en el desgaste de las barandillas son :

  • El transcurso del tiempo.
  • La mala ejecución de la obra.
  • Baja calidad de los materiales utilizados.

El marco legal estipula que las barandillas son elementos comunes de una comunidad de vecinos, pero de uso privativo. De esta manera, el mantenimiento o sustitución de estas es responsabilidad de la comunidad de propietarios.

Para garantizar la seguridad de un edificio, lo más apropiado es realizar una Inspección Técnica del Edificio, ITE. Este artículo sobre la Inspección Técnica de los Edificios de nuestro blog detalla más aspectos sobre esta Inspección.

Tipos de barandillas:

  • Barandillas de aluminio: Implican un menor mantenimiento debido a que la propia naturaleza del material soporta mejor que el hierro la contaminación ambiental. Además, dependiendo de la tipología y diseño, suelen ser más económicas que otras alternativas.
  • Barandillas de hierro: presentan una mayor rigidez e implican un mayor manteamiento que las barandillas de hierro. Por otro lado, precisan de tratamientos antioxidantes que aseguren su durabilidad. El lacado al horno es una de las opciones para dotarlas de protección contra la intemperie. En ambientes más agresivos lo mas recomendado es un galvanizado complementado con revestimientos antioxidantes específicos ricos en zinc.
  • Barandillas de madera: Estás barandillas son las que menos se utilizan a día de hoy pero si que son frecuentes en edificios más antiguos. Las barandillas de madera necesitan un mantenimiento mucho más periódico que los demás tipos, sobre todo en las zonas con una fuerte exposición solar.
  • Barandillas de acero inoxidable: Estas barandillas suelen ser las más costosas, pero no necesitan ningún otro tipo de tratamiento adicional como pinturas o antioxidantes. Como todos los demás tipos de barandillas, necesitan de una limpieza frecuente para evitar que los depósitos de suciedad produzcan deterioros en las mismas. En ambientes más agresivos, se recomienda optar por un acabado pulido en vez de uno cepillado. Ya que estos facilitan la limpieza y dificulta el depósito de agentes agresivos como cloruros.

Cambio de Anclajes

Es muy frecuente que las barandillas de hierro por oxidación en los anclajes, causen desprendimientos en los forjados de los balcones, con el consiguiente peligro para los viandantes.

En estos casos, una buena opción es la sustitución de los anclajes de hierro por anclajes de acero inoxidable. Estos no producen ningún daño en los forjados de los balcones. Y de esta forma evitamos peligro de desprendimientos y la costosa reparación de los forjados de los balcones.

Rehabilitación de barandillas más frecuentes

Lo más común en la rehabilitación de fachadas y barandillas es encontrar elementos deteriorados por la oxidación provocada por el paso del tiempo o deterioros por golpes.

Los trabajos de rehabilitación se centran en reparar y poner los elementos afectados por unos nuevos. Con objetivo de que la barandilla recupere su forma y condiciones de seguridad originales.

La revisión y sustitución de los anclajes es un aspecto fundamental para asegurar la sujeción de la barandilla y por tanto la seguridad de todos.

Por supuesto, antes de realizar cualquier revestimiento de pintura es fundamental realizar una correcta limpieza y retirada de restos de óxido generalizados para prevenir que estos puedan reproducirse.

El procedimiento correcto en el caso de contar con unas barandillas en mal estado que necesiten reparación, es contratar los servicios de profesionales como Metropólita para que realicen una inspección de la fachada y determinen si es necesario aplicar medidas de protección como instalación de mallas o redes protectoras.

También nos indicarán si debemos proceder a arreglar las barandillas de los balcones o realizar una rehabilitación de la fachada completa.